Biopic de Rudy Ray Moore (Eddie Murphy), un artista que interpretó el rol de cómico gracias a sus monólogos y que alcanzó la fama al arriesgarse e introducirse en el negocio del cine.

Eddie Murphy regresa con todo en una peli que fue un éxito en críticas, y con toda razón, porque de principio a fin es puro entretenimiento, las interpretaciones la rompen y el laburo de cámara de Craig Brewer es bastante ameno.

Espero que Murphy sepa aprovechar éste envión porque hacía rato que no pegaba un hit y estaba bastante en el olvido, una pena que ésta peli no haya estado nominada a ningún Oscar, fue muy ninguneada.

Igual tampoco estamos hablando de ‘LA’ comedia de 2019 pero su ritmo es bueno, la mayoría de los personajes son carismáticos y te despierta interés desde el comienzo. Bien por Netflix.