Vamos a ser sinceros, cuando se anunció ésta peli nadie le daba dos mangos, pero cuando vimos el primer trailer fue como recibir una genkidama en medio de las bolas.

Recuerdo que antes de que se estrenera, los progatonistas daban entrevitas diciendo que iba a ser una trilogía, y que Piccolo iba a ser el mejor villano jamás visto, con un desarrollo demencial y que en la tercer peli ya sería inolvidable. Trilogía que obviamente se perdieron por el culo.

Al director de ésta infame Dragonball, el señor James Wan, no dirigió más. Había hecho Final Destination y The One con Jet Lee, pero después de esto, dirigió un par de capítulos de series y chau, está como productor de American Horror Story. De hecho, la mayoría de la gente que estuvo involucrada en esto se cagó la carrera.

Para quien no es fan de Dragonball, la peli le va a parecer una estupidez atómica y posiblemente no termine de verla, y para los que somos seguidores, adeptos, que vamos a tener 50 años y vamos a seguir viendo los dibujitos y leyendo el manga, ésta peli fue más allá del insulto.

Igual pueden venir los mejores guionistas, directores, y actores y va a ser muy poco posible que a una peli de Dragonball la hagan bien.