El director David Dobkin, conocido en el ambiente de la música por dirigir videos de Elton John, Coolio, o Maroon 5, entre otros, nos trae junto a Netflix, Will Ferrell, y Rachel McAdams, una comedia musical llena de escenas rídiculas y el humor característico de Ferrell.

No es la mejor comedia del año, ni mucho menos, pero resulta entretenida, no sé si por las estupideses que hacen, o por la música, que algunos temas están copados, con sus letras boludas obviamente.

Uno de los guionistas es el propio Ferrell, y que no hace una parodia al festival, de hecho lo respeta, pero se caga de risa de su propio personaje. Tampoco es la genialidad, y la excesiva duración de la peli te puede llegar a matar, pero el resultado final para mí es ameno y zafa bastante, de paso, tenés algún que otro momento dramático para que no sea tan monótona.

Supongo que la gente que sige al festival de Eurovisión le va entender mejor y enganchar más.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit