Después de las nefastas pelis: Rey Arturo y Aladdin, el director Guy Ritchie vuelve con elementos gángsters, rusos, y judíos que lo caracteriza y se siente en su salsa, y por ende, si él se siente cómo, nosotros también.

El cast está conformado por Mattew McConaughey, Charlie Hunnam, y Hugh Grant. Trilogía que la rompen, y que si bien la trama de la peli no es la gran cosa y es algo que ya vimos mil veces, los personajes, y el carisma de los actores nos mantiene disfrutando en gran parte.

Buen laburo de edición, el ritmo tiene sus altibajos, quizás dos horas son un algo excesivas, y también un gran trabajo de secundarios como Eddie Marsan y Collin Farrell.

Al más puro estilo Guy Ritchie, comedia y acción, como en los viejos tiempos, aunque sin ser tan buena como Snatch o Lock y Stock, el loco cumple y te va a hacer pasar un buen rato.