Si querés ver un documental actua sobre videojuegos, sin lugar a dudas es el de Netflix, pero a tener en cuenta que la información es desde los principios, antes de Atari hasta antes de la salida de las consolas de 32 bits, como la Playstation. Sumado a esto, por el camino se pierden mil detalles, mil juegos y mil desarrolladores. Quizás con más capítulos y tiempo se podría haber hecho algo mejor.

Dicho lo anterior, estamos ante un documental que vendría a ser un resumen de la historia de los videojuegos, mostrando algún que otr juego icónico que conoce hasta tu abuela, y alguna que otro relato que capaz no sabías, pero es muy poco probable que desconozcas.

Ah, y no podían faltar los Esports, que en lo particular no me interesan, pero eso esto es personal, y que se cuelgan bastante tiempo con ese temita, me aburre.

Hay personalidades del mundo de los viedeojuegos que brillan por su ausencia, pero tranquilo que John Romero (creador de Wolfenstein y Doom) está, aunque ese flaco está siempre en todos lados y no cuenta nada que no sepas.

En cuánto a la edición y el formato, es el mismo que The Toys That Made Us, o The Movies That Made Us, simpáticos. Que de hecho hasta esos documentales se quedan cortos en información.

De todas maneras, los capítulos son entretenidos, y para el que no tenga una puta idea, sirve de introducción.