Un blaxploitation con aire a documental, como tantas que tuvo el 2020, y como varias que entran a los Oscars. Está inspirada en la historia real que gira entorno a un delincuente que se dedica a afanar autos y al que, tras ser detenido, el FBI le propone la libertad si coopera con ellos infiltrándose en el partido de los «Panteras Negras«, y traer toda info del su líder Fred Hampton, interpretado por DÁNIEL KALÚIA.

Está buena, pero otra que tampoco daba para meterla entre las mejores, cómo se nota que estuvo pobre el año. Lo que si garpa fuerte es la actuación del negro KALÚIA, increíble, actorazo, de manera teatral dicta los discursos, los monólogos, todo lo hace excelente.

Aparte del guión, que está buenarda cómo está contada, si estás bien despierto no te va a aburrir, se agradece también alguna que otra escena de acción y tensión. Hay que agregar la banda sonora que está genial, si te gusta el jazz, mejor aún, y algunos temas le hacen guiño a las pelis de Shaft. En definitivas, es una peli bien dominguera.