Ejemplo por excelencia de peli dominguera y de las que no esperás nada pero igual logra depecionar, o embolar. Es una mezcla de Uncharted, Indiana Jones, La Momia y Piratas del Caribe, con un espantoso, excesivo e insoportable CGI.

Quizás pueda llegar a entretener al público juvenil o al que le guste los parques temáticos de Disney, tiene mucho de eso, o a quiénes les quedan ya pocas neuronas de tanto faso, para el resto de los mortales seguramente le sepa a algo que ya se vio mil veces y no aporta nada,

La guita que le deben haber pagado a Emily Arte Blunt para prenderse en ésta mierda, no me quiero imaginar.