La mejor peli en la que ha actuado la actriz, y escuchá como te lo pronuncio papá, Marion Cotillard, y nos metemos de lleno a una producción soberbia, el biopic de la legendaria Edith Piaf, cantante de cabaret francesa que pasó de ser una vagabunda a romperla con su voz y carisma en los mejores teatros de New York.

La peli nos pone en situación de éxito y a su vez nos deprime porque la mina tuvo una vida de mierda, desde bebé le daban vino, en vez de leche materna, así fue de borracha después, y así terminó también, hay muchas pelis y documentales sobre ella, pero para mí éste laburo del director Olivier Dahan es el mejor. Cotillard, se zarpa, para sacarse el sombrero, se ganó el Oscar como mejor actriz, no parece ella sinceramente, ayuda muchísimo el maquillaje otro apartado en el que se llevó un Oscar.

No es perfecta, los secundarios podrían haber estado mejor, si conocés de su historia, podés ver las falencias en el desarrollo, los flashbacks están de más, con poner que la mina estaba hecha bosta al final, alcanzaba. Sin embargo te deja con una sonrisa por la narración, el vestuario,, la música, y a la vez devastado de tanta mala leche, una mina que se murió a los 47 años de cáncer hepático en conjunto con una artrosis, y que en sus últimos años parecía de 80.