Narra la historia de una familia koreana inmigrante que se muda a Arkansas con el objetivo de cumplir su sueño americano, y debe pasar por difrentes problemas tanto económicos como familiares. Dicho por su director, es más una obra literaria que cinematográfica y prácticamente cuenta la historia de su vida.

Me parece ultra sobre valorada. Para resumirte, es un embole, casi nunca pasa nada, y es lenta como la mierda.

Pero es que tiene unos alicientes muy zarpados, es muy realista, las actuaciones la rompen, la calidez de las imágenes, la simpleza de la narrativa que quizás a más de uno pueda emocionar, sobre todo si te sentís identificado con eso de dejar todo para empezar de cero y encima que te vaya como el culo. No es mala, pero tampoco es un peliculón, es el ejemplo claro, de que este año los Oscars ofrecen muy poco, y por el tema que toca, es la gran candidata a llevarse el de la mejor peli.

Tenés que estar preparado mentalmente para fumartelá porque se te va a hacer pesadísima.