Peli al estilo Neo Noir de Steven Soderbergh, director de artes como Traffic, Logan Lucky o la buena Solaris, y que nos traslada a la peligrosa Detroit de los años 50 en la que un grupo de ladris son contratados para robar un documento de suma importancia, documento que no se revela hasta que sea necesario y ese es una de las vueltas de tuerca interesantes que tiene.

Otra cosa que garpa es el cast, están todos, Benicio del Toro, David Harbour, John Hamm, Matt Damon, hasta a Bredan Frasser lo tenés, o alguien que se comió a Brendan Fraser.

Tiene la tensión esperada, se va poniendo interesante a medida que se desarrolla, pero lo que si me emboló es cómo está filmada, con ese ojo de pez que no sé qué pito toca acá,, se ve les pareció fachero, pero que a veces se ve como el culo,, estás viendo alguna escena y te vas por los costados y te termina distrayendo de lo que está pasando, la verdad, no me gustó para nada y eso para mí le resta bastante, por lo demás, si te gustan éste tipo de films, sobre criminales y corrupción la vas a pasar bien.