No hay tiempo para el crap! Ahora que terminó la saga con Daniel Craig debo decir que me dejó un gusto agridulce, Casino Royale me pareció un espectáculo, y eso que no le tenía nada de fe al tipo, y se quedó ahí, porque las demás fueron bastantes medio pelo o malas como Quantum of Solace.

La despedida éste James Bond para mí es totalmente olvidable y en una película con alti bajos, bastante me la banqué porque dura 2 horas y 43 minutos. Aclaro que me encanta las pelis del agente y me las vi a todas, no es que lo conocí ayer, por ende algo de idea tengo.

Las escenas de acción están bien, son exageradas pero no llegan al ridículo como Rápido y Furioso, él, como Bond, a veces brilla, pero la mayor parte del tiempo es ni fu ni fa. La negra tiene un motivo de por qué es la nueva 007 y tampoco es para escandalizar, aparte esto se terminó, e imagino que van a abrir con otra saga. Quilombo se armaría si siguieran con la negra como protagonista.

En resumen, me gustó pero hasta ahí, olvidable cierre. Y la presentación, cada vez que veo o escucho o veo a Billie Eilish me dan ganas de dormir, se los quería contar.