Un desconocido Andrew Patterson debuta como director en una peli que toca un tema supe trillado pero que lo hace narrativamente original. Trata el tema OVNI pero de manera atrevida, muy indie, y con una personalidad fílmica que te atrapa de principio a fin.

Estamos ante una de esas pelis muy dialogadas, que te podés perder fácilmente y que a un determinado público puede aburrir, pero sinceramente el resultado final termina siendo una joyita en el género. No esperes ver una Día de la Independencia del Roland Emmerich.

The Vast of Night tiene una narrativa poética, es uno de esos buenos capítulos de La Dimensión Desconocida. Ni hablar de las interpretaciones, es otro condimento que funciona y hace creíble al relato.

Ejemplo de que con poco presupuesto se pueden contar buenas historias y hacer buenas pelis.