Secuela de la sopresiva y espectacular Train to Busan, que si bien los zombis están gastadísimos, esa peli de 2016 pegó una piña sobre la mesa y nos hizo ver que el género no está perdido.

Y ahora llega esto que nada tiene que ver con el buen laburo de la anterior, el director se cagó en todo y metió Rápido y Furioso, Carmageddon, la tercera de Mad Max, y John Wick. Entiendo que quisieron aprovechar el tirón del éxito de la primera y la quisieron hollywoodizar, por así decirlo, y les salió muy mal.

Al principio parece todo muy bonito, se siente otra vez la superviciencia, la agresividad de los zombies, pero poco llegar a los veinte minutos se transforma en algo totalmente diferente a la primera peli. El plot se pone aburrido y se llena de personajes detestables a los que pedís que se mueran ya.

Está llena de agujeros de guión, CGI de Playstation 2, y de últimas si pones carreras y autos que se chocan, mínimo que se rompa un parabrisas, de qué son los autos? De plomo? Y encima al final te quieren poner toda la emoción, con personajes que ya no importan, y en un slow motion que dura como diez minutos. Insostenible, infumable, un desperdicio total!