Una negrita es secuestrada por una organización que quiere hacer experimentos con ella, la minita nació con una composición genética que junto con otras mierdas del laboratorio que la secuestró, fabrican una píldora que hace que las personas tenga fuerzas y habilidades de distintos animales.

Es como la serie de Manimal de los 80s pero la gente no se transforma en los animales, sino que le quedan los poderes en la sangre.

El tema es que la negrita es la hija de Jamie Foxx que está recontra enculado porque le secuestraron a la hija y la busca por todos lados. Y por otro lado hay otra negra que vende ese producto y que también está enculada porque Jamie Foxx la secuestró para que le ayude.

Y encima anda dando vueltas Joseph Gordon-Levitt que también está recontra enculado, porque ya no sé, no habrá podido hacer la cuarta película de Batman con Nolan.

La cuestión que están todos re enculados, y andan tomandosé esas pastillas que los convierten en Manimal, una pelotudez tremenda, típica peli de Netflix. Todas las escenas oscurecidas, no se ve un choto, mal dirigida, una acción paupérrima, un guión visto ya mil veces, todos personajes olvidables, planos, villanos sin desarrollo.

Hubiera tenido más gracia si alguno tenía el poder del cocodrillo sin dientes.