Hulu, éste año ha sacado un par de cositas copadas y ésta vez nos pone en situación de una relación siniestra entre madre e hija. Quién la ha criado completamente aislada, controlada hasta que la pendeja va creciendo y se empieza a dar cuenta de que vive en una especie de Matrix en la que su Madre vendrían a ser las máquinas.

Es unamina posesiva de su hija que la quiere para siempre y la envenena desde bebé para que que tenga un montón de enfermedades y sea una dependiente. El chiste está en el transfondo de la historia, en cómo se desarrolla y si está Sarah Paulson eso ya le suma puntos, tremenda actriz, y la acompaña una desconocida Kiera Allen, es su primer peli, que la lleva bastante bien, de hecho muy bien, como para estar toda la peli al lado de semejante veterana, no contrasta tanto. Y laburazo, ella usa silla de ruedas posta.

Y el final, oh bien ahí ese final, bien maquiavélico, bien ahí eh, bien ahí ese final y bien ahí.