Me saqué el cerebro, sabía en lo que me metía, y no es de serie B, no seamos caraduras porque tiene alto presupuesto, y su protanista, es de renombre, ponéle que es un homenaje.

No voy a entrar en la disputa del empoderamiento femenido, ni del mensaje forzado sobre el papel de las minas en la Segunda Guerra Mundial, sinceramente me la re soba. Yo solo vengo a decir que como película pensé que iba a ser peor, le primer acto es aburridísimo, una suerte de Enterrado Vivo con Ryan Reynolds, pero es la mina encerrada escuchando a un montón de pajeros que se la quieran cepillar, lamentable.

Después pasamos a la acción, con un CGI, a veces digno, otra de cine B, pero es ridícula de más, y que encima se la quiere tomar en serio, si la hubiesen hecho delirante todo el tiempo, tipo Psycho Goreman, otra que ya voy a reseñar, vaya y pase.

Dos cosas para destacar, la banda sonora techno, bien ochentera, y la actuación de Chloë Grace Moretz, que se toma profesionalmente su trabajo, sabiendo que es una película de mierda.