Elisabeth Moss hace de una famosa escritora que encuentra la inspiración para su siguiente libro después de que ella y su marido dejan vivir en su casa a una joven pareja.

Basada en la biografía de la novelista de terror Shirley Jackson, que escribió el hit de The Haunting, sobre la casa de Hill House, obra que fue representada en el cine por Robert Wise y Jan de Bont, y que hace poco se realizó una serie en Netflix a cargo de Mike Flanagan.

Uno espera mucho más sobre éste personaje que estaba más loca que las cabras, pero la peli se queda en medio camino y resulta ser un embole. Tiene sus momentos por el simple hecho de que Moss es una re actriz y es ella quién se pone la mochila al hombro.

La relación entre las mujeres, Shirley y Rose, es la trama central, que a través de buenas tomas y una dirección bastante amena a cargo de Josephine Decker, logra captar buenos momentos. Pero no pidas mucho más.