En el verano canadiense del 84, un grupo de nabos comienzan a sosprechar de su vecino que podría ser el asesino en serie que sale en las noticias, a partir de ahi empieza una investigación al susodicho. 

Es como una ‘Fright Night‘ pero sin vampiros ni gracia. Demasiados personajes y todos insulsos, mal desarrollados y cero carismáticos.

El guión es simple, muy obvio y la termina cagando el final. Estamos ante un suspenso que quiere aprovechar el tirón de ‘IT’ y ‘Stranger Things’.

Si hay algo para rescatar es su inicio y a Tiera Skovbye que está más buena que comer pollo con las manos.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit