Hace poco llegó el final del Universo DC animado con Justice League Dark: Apokolips War, que había empezado en 2013 con Flashpoint Paradox. Y ésta nueva entrega supone el reinicio del Universo con una historia de origen de Superman… oh no de nuevo, decía.

A ver, éste nuevo reinicio no cuenta nada nuevo sobre Clark Kent ni Superman, son pedazos de otros orígenes mezclados en un solo formato, no aporta nada, y de nuevo nos encontramos con una animación pedorra que es la misma desde hace una década, con algún que otro retoque pero mínimo.

El plot es super clichero, trillado, y encima meten un villano que tiene menos gracia que limpiarse el culo con una media. Lo que si se agradece enormemente es la introducción de Lobo que bien o mal desarrollado, porque le deberían hacer una peli animada en solitario, está ahí y le da un todo fresco.

Creo que éste nuevo universo debería haber empezado de otra manera, con otros personajes, como si a DC le faltaran personajes, la verdad, increíble que haya que fumarse de entrada otra vez a Superman y en su origen.