Crítica Retro. Batman 1989

¿Has bailado con el diablo por las noches?