Crítica de ‘Blue My Mind’

Lenta y muy obvia.