Crítica ‘The Irishman’

Preparen los Oscars para estos muchachos.