Crítica de ‘Hell Fest’

Slasher bien crapero.