Crítica. ‘Long Shot’

Muchas figuras pero ninguna brilla.