Minari

Es el ejemplo claro, de que este año los Oscars ofrecen muy poco