Crítica. ‘The Room’

Buena idea, pero mal ejecutada.