Crítica. ‘Stalker, 1979’

Viaje al miedo.