Crítica de ‘The Devil’s Doorway’

Otra de esas pelis con cámara al hombro y de exorcismos.