Crítica retro. ‘The Harvest’

Una onda Misery pero muy pedorra.