‘The Meg’, debería haberse llamado ‘The Statham’

Casi 2 horas de aburrimiento.