Les quatre cents coups llamada originalmente es una pelí del francés François Truffaut que nos cuenta la historia de un pendejito que tiene una infancia de mierda por culpa de sus padres que se viven peleando, y que encima en el colegio lo caga a palos su profesor. Y encima también es testigo de que la madre le mete los cuernos al marido.

Para completarla, la madre lo odia desde su nacimiento y lo quiere mandar a un internado, todo éste círculo vicioso hace que el pibe sdiga basta y se tome el palo catalogándolo como un rebelde sin cura, y que en realidad trata de llevar como puede todos estos golpes, por algo se llama los 400 Golpes, pero que sin duda el más duro, es no ser amado por su propia madre.

Peli clásica de la Nouvelle Vague, y que es una de las imprecindibles si te gusta el buen guión y la narración, con un realismo que pocas veces en el cine se ha visto, y que es exquisita.

Una obra sobre el sentido del castigo, la inocencia y por sobre todo la búsqueda de la libertad. Peli de 1959 que parece actual y que está envejeciendo a la perfección.