La peli tiene una de las mejores intros en el género de terror que se ha visto en años. Ves cómo empieza, la música, el título, lo que pasa, todo… es impresionante, y decís… ohh si esto va a ser un peliculón.

Al toque saltan con una pavada que parece sobre un monstruo que acecha adolescentes, y ahí ya te la empieza a bajar, porque es diferente a cómo empezó, pero sigue interesante, veinte minutos después te salta con otra cosa y ahí se larga la boludez total, y creéme que tiene varias fases de boludeo porque dura casi 2 horas y media.

Es super pretenciosa, tiene ideas originales, otra afanadas, mezcla el cosmic horror de Lovecraft, con sectas, Candyman, BoogeyMan, y un montón de conceptos que te empiezan a confundir, a aburrir, y no te llevan a ningún lado.

Me quedo con la magnífica intro, la música, alguna que otra escena bizarra, y no pidas más,