Un flaco que actúa pésimo consigue laburo como vigilante en la famosa prisión de Alcatraz. A partir de ahí descubre que su jefe y los pocos canas que hay en la isla, dos específicamente, son corruptos. La Maldición, como dice el título es perder el tiempo en mirarla, porque no existe tal maldición, y el terror es nulo.

Filmada con un iPhone 5, y unos escenarios superpuestos que ni Episodio 1 se animó a tanto, se suman los diálogos más boludos y ultra aburridos de 2020, Las actuaciones obvio son ridículas, y encima son seis personas en toda la peli, y una no habla, hace de extra, y otro hace un cameo. Que mal y que bajo ha caído el cine de serie B. Dónde quedaron esas pelis tipo las de viejas de Peter Jackson, La Tiendita de los Horrores, Evil Dead, o Re-Animator, por nombrar algunas.

Lo peor de todo, y lo que más me hizo calentar fue el título engañoso, que nada tiene que ver con la peli.