Meryl Streep investiga un fraude al seguro y todas las pistas conducen a dos abogados de Ciudad de Panamá que son Gary Oldman y Antonio Banderas. Es una peli sobre la investigación peridística de 2017 sobre los llamados “papeles de Panamá”, Y que se divide en varios capítulos muy mal editados desde la perspectiva de la victimaria y los garcas.

A pesar de alto cast, las actuaciones son muy mediocres, de hecho el film en general es mediocre, sobre todo la narración, y tratando un tema casi como una comedia aburrida y sin gracia.

La dirige Steven Soderbergh que tuvo sus mejores días con Traffic, Erin Brockovich, Magic Mike, pero que últimamente se cae a pedazos.

Producto de Netflix, como no, fallido, oportunidad perdida porque se pudo haber contado una historia decente y un total desperdicio actoral.