Antología de cuatro historias de terror con un diseño de producción genial y una joyita que vuela muy por debajo en éste año pandémico, que iba a salir en 2019 pero recién ahora se estrenó. Cada relato gira entorno a un arco argumental principal que tiene de protagonista a Clancy Brown en un personaje ultra creepy y una maravilla, se podría decir entonces que son cinco las historias.

Como toda antología, algunos relatos están mejores que otros, pero lo que no falla es la mala leche, y lo turbio en toda la peli. Ojo, tampoco que es de las mejores en su género, pero a pesar de su bajo presupuesto, cumple y es divertida de principio a fin. Está llena de personajes, y las épocas van cambiando, desde los años 50s hasta llegar a los 80s, esto es un plus a la hora de cambiar los escenarios, vestuarios y contexto social.

Y para completarla, también vas a tener humor negro, más no podés pedirle. Hasta te la recomiendo Sam Raimi, papá!