Nicolas Cage, hace de él mismo, y nos embarca en una trama en la que él es un actor adentrado al su ocaso y que un día para poder pagar sus deudas acepta el laburo de asistir a la fiesta de un super millonario español interpretado por el mismímismo Mandaloriano, y que a su vez es re fan del actor.

Y todo se va a la chota cuando nuestro protagonista se da cuenta que Pedro Pascal es alto mafioso que tiene secuestada en su casa a la hija del presidente.

Lo que parece una trama simple, se convierte en una caótica peli de acción, comedia, y bizzarreada que solo el buen Nick puede interpretar… y llena de referencias a sus anteriores pelis que te sacan una sonrisa.

Actuaciones de la puta madre, una química genial entre estos dos, y una comedia de acción del estilo buddy movie que si sos seguidor de éste legendario actor, no podés dejar pasar.