Una minita del ejército británico regresa a su casa después de una guerra de por ahí y junto a su familia comienza a descubrir, porque pintó,, una presencia malévola que intenta apodearse de sus seres queridos.

Los primeros veinte minutos son para dormir una siesta, pero de repente vas a saltar del sillón por la cantidad de películas de terror que han mezclado y las han copiado todas mal. Hereditary, El Conjuro, El Exorcista, El Resplandor, y las de mierda también vengan, a copiarles, La Monja, La Llorona, Annabelle

No sabe para dónde va la trama, terror nulo obviamente y se suma la mala predisposición de los actores, que parece no quisieran laburar. Pretenciosa peli de cine de terror B que de tanto meter clichés, efectos baratos, demonios, monjas, monstruos, fantasmas, hinchas de riber, la hace pedante y ridicula.