En los suburbios de Nueva York, miles de integrantes de diferentes pandillas tienen que atrapar a los Warriors, una banda callejera que la acusan del asesinato de un líder. Estos pibes tienen que luchar por sus vidas y básicamente tienen que correr durante la hora y media de peli para que no los caguen a palos.

Es del año 79, las actuaciones son de risa, malímas, la estética horrible también, el sonido, la banda sonora, hasta el guión es de simple ya pasando a lo plano.

Pero tiene algo, que se fue transformando de culto en el cine B a medida que pasaban los años, y ese algo es el entretenimiento, la simpleza y la honestidad, posta, son un montón de locos corriendo durante toda la peli y nada más, pero es que tiene tensión, querés saber qué va a pasar, los tipos son malísimos actuando pero tienen un carisma tremendo, hasta los más caras de piedra.

Deslubra con un encanto especial, si aún no la viste, ponéte a disfrutar de ese viaje.