Un negro de 40 años en cuerpo de un nene es un huérfano que se va a vivir con su abuela Octavia Spencer, horrible el negro al que castearon. y es el pedo contar la trama porque la conoce todo el mundo.

Remake de 1990 de un clásico de nuestras infancias, y acá se prendieron fuego todos. El director Robert Zemeckis totalmente enajenado, Se suma a éste guión ultra crapero el vende humo de Guillermo del Toro, la produce Alfonso Cuarón, ni siquiera la música de Alan Silvestri zafa.

Anne Hathaway es altísima canditada en ir a los Razzies de la actuación, ninguno actúa bien, ni siquiera Stanley Tucci, es como que todo está coordinado para que salga mal. El CGI es patético, viniendo de un tipo como Zemeckis, me extraña araña.

Pero lo peor de todo es lo aburrida que es, la falta de carisma que tiene, lo infumable de los personajes. Si hay una sola cosa para rescatar, es que respetaron el final de libro, cosa que no habían hecha en la del 90 y su autor Roald Dahl armó alto puterío y hasta lo sacaron de los créditos. Menos mal que el tipo no está vivo hoy en día sino se vuelve a morir.