En 2009 el director Christopher Smith nos trajo una cinta que sorprendió a casi todo el mundo por su mezcla de inteligencia, horror, suspenso y ciencia ficción. Y en un tema bastante complicado como la física cuántica y los viajes temporales, el tipo con su dirección y narración, abarca estos apartados de una manera tan fácil que cualquier mortal podría entender la peli.

Un grupo de amigos se juntan a pasar el día en el mar hasta que una tormenta los obliga a abandonar el yate para subir a un barco. Nave que parece desierta, pero que no están solos y empiezan a ser cazados de uno. La minita protagonista, Melissa George, es la clave de todo el mambo que se avecina.

La peli se basa en la historia de Sísifo, una figura de la mitología griega que es castigado de volver temporalmente de los Infiernos al Mundo de los Vivos.

Si aún no has visto ésta obra del deja vu o El día de la Marmota Sci-Fi, te recomiendo que la veas ya. A mi me pasa con ésta peli que cada vez que la miro le encuentro algo nuevo.