Formato cero original el cuál la inteligencia artificial o robot de turno se vuelve en contra del humano y quiere conquistar el mundo.

Más de lo mismo, pero la salvan algunos factores como su final, crudo y directo, que pocos se animan a contar, y a pesar de ser una peli indie, sus efectos, actuaciones, y escenarios no están tan mal.

Aunque lo mejor, sin lugar a dudas, es el carisma del protagonista, el actor Logan Marshall-Green (The Invitation, Prometheus), le da vida a la peli, es un persona muy bien logrado y simatizás con él en todo momento, más allá de la crapera coreografía y sus movientos, hay que reconocer que te resulta simpática y causa gracia.

Ridícula, gastada, pero a la vez entretenida y carismático film Sci-Fi que sirve de una para un domingo bien al pedo.

Compartir Articulo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on Reddit
Reddit