Premisa muy similar a Five Nights at Freddy’s, así que todo niño rata de ese videojuego va a notar las referencias y se va a sentir en su salsa. La trama, nos pone en la piel de Nicolas Cage que se ve obligado a pasar la noche en un parque de atracciones debido a que su auto se descompuso y tiene que esperar hasta el día siguiente a que se lo reparen.

Esto convella a tener que lidiar con unos robots animatrónicos, que en realidad tienen vida propia y son altos asesinos seriales. De entrada sabés que el buen Nic se los va a sentar en la vara a todos, lo peor es un grupo de pendejos que se cuelan en el parque, como para que haya más muertes obvias, y que no siquiera esas muertes son originales, ninguna zafa.

Llama la atención, el papel de Nicolas Cage, que no habla en ningún momento, el loco es una bad ass, un tipo que no lo dice, lo hace, un jugador que habla en la cancha, y que sin el menor esfuerzo alguno termina resolviendo las cosas de manera muy fácil, tiembla Brad Pitt en Guerra Mundial Z. Una cagada total la película.